30 de julio de 2010

New York Cheesecake


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar todo un clásico de la repostería norteamericana, la clásica New York Cheesecake.

Y a punto ya de empezar las vacaciones, Whole Kitchen nos propone la famosa tarta de queso de Nueva York. En el ultimo viaje a esta ciudad la tomé en numerosas ocasiones, y siempre estaba deliciosa.

Normalmente cuando la hago suelo utilizar mermelada de fresa como topping, en este caso aprovechando unas uvas recién cogidas, he hecho un sirope de uva que ha quedado estupendo.

La tarta de queso en porción individual es ligera, y podéis tomarla a cualquier hora, por la mañana en el desayuno, como postre, por la noche.

Espero que la disfrutéis!!!

INGREDIENTES

COMPOSICIÓN

1. Base

2. Relleno

3. Toppping


Base

210 gr. de galletas

40 gr. de azúcar

120 gr. de mantequilla


Relleno

1 Kg. de queso crema

190 gr. de azúcar

35 gr. de harina de repostería

5 huevos

80 ml. de nata

1/4 cdta. ralladura de limón o extracto de limón

1 cdta de extracto de vainilla


Topping

240 ml. de crema agria

35 gr. de azúcar

1/2 cdta. de extracto de vainilla


ELABORACIÓN


Base

Trituramos nuestras galletas hasta dejarlas con una textura fina, como la harina, podeis usar la thermomix vel 8 durante 20 segundos. En un bol, combinamos las galletas, el azúcar y la mantequilla derretida, mezclamos hasta formar una masa compacta.

Colocamos nuestra masa sobre el molde desmoldable y presionamos uniformemente sobre el fondo del molde, hasta obtener una capa de unos 3 cm. Reservamos mientras en el frigorífico.




Relleno

Ponemos en el bol de nuestra batidora el queso crema, el azúcar y la harina, batimos a velocidad media durante unos dos minutos, seguidamente añadimos los huevos, uno a uno, batiendo después de cada adicción y mezclamos, a continuamos culminamos añadiendo la nata, el limón y la vainilla, y mezclamos nuevamente hasta conseguir que nos queden todos los ingredientes bien integrados, pero con cuidado de no batir en exceso, no queremos introducir aire en nuestra masa.

Vertimos la masa sobre nuestra base de galletas y la introducimos en el horno, previamente precalentado a 180º durante 15 minutos, transcurrido este tiempo, bajamos la temperatura a 120º grados y lo dejamos durante 1’5 horas más o hasta que esté firme (el centro de la tarta parecerá un poco húmeda, es normal).

Pasado este tiempo, la sacamos del horno y la dejamos enfriar mientras preparamos nuestro topping.




Topping

En un bol ponemos la crema ágria, el azúcar y la vainilla y mezclaremos hasta obtener una masa fluida.

Extendemos esta mezcla sobre nuestra tarta caliente y la introducimos nuevamente en el horno para cocerla durante 15 minutos más.

Pasado este tiempo, la sacamos de nuestro horno, pasamos un cuchillo por la parte el filo del molde (esto nos hará que desmolde luego mejor y que ayude a prevenir la aparición de grietas en la superficie).

La introducimos nuevamente en el horno, ya apagado y con la puerta abierta y lo dejamos enfriar ahí.

Una vez frío, lo refrigeramos durante al menos 6 horas, es mejor toda la noche, de un día para otro la tarta toma mayor firmeza y sabor.


A la hora de emplatar podeis echarle por encima un sirope de fresa, o un sirope de uva, como os comentaba al principio. El sirope lo he hecho hirviendo 200 cc de agua con 2 cucharadas de azucar y posteriormente añadiendo las uvas, y dejándolas deshacerse en el cazo a fuego bajo.


.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada